Bases del entrenamiento (Prólogo)

muscles_moving

En las siguientes entradas, trataremos de explicar los distintos principios del entrenamiento, dando una idea de cómo entrenar en función del objetivo que tengamos en mente.

Antes de nada, tenemos que tener claro cuál será dicho objetivo. Para ello, aquí mostramos algunos ejemplos de posibles objetivos con su definición. En este caso solo exponemos una pequeña explicación sobre algunos de estos objetivos, para en un futuro ampliar la información sobre cada uno y explicar a fondo como llevar a cabo su entrenamiento. Dicha información siempre irá respaldada y contrastada con sus respectivos estudios científicos y bibliografía al final de cada artículo.

Empecemos pues, con algunos posibles objetivos:

  • Fuerza: Capacidad muscular para oponer resistencia a una carga.
  • Potencia: Capacidad de generar fuerza por unidad de tiempo.
  • Velocidad: Capacidad de minimizar el ciclo de tiempo de un patrón de movimiento.
  • Agilidad: Capacidad de minimizar el tiempo de transición de un patrón de movimiento a otro.
  • Flexibilidad: Maximizar el arco de movimiento en una determinada articulación.
  • Resistencia cardiovascular: Capacidad de los sistemas corporales de captar, procesar y liberar oxígeno.
  • Resistencia muscular: Capacidad del organismo para metabolizar y utilizar energía eficientemente al ejecutar un movimiento repetidamente.
  • Equilibrio: Capacidad de controlar la colocación del centro de gravedad del cuerpo en relación a su base de soporte.
  • Coordinación: Capacidad de combinar varios patrones de movimiento distintivos en un patrón de movimiento distintivo singular.
  • Estético: Aumento de masa muscular / Pérdida de tejido corporal adiposo.

Una vez tenemos claro cuál va a ser nuestro objetivo prioritario (puesto que siempre se desarrollarán otros de forma indirecta), consideramos que para poder entender bien toda la información que expondremos, es necesario conocer previamente una serie de parámetros básicos en el entrenamiento.

Algunos de éstos conceptos son:

  • Carga de entrenamiento: conjunto de ejercicios, ritmos y distancias, que realizamos para estimular el organismo, provocando un estado de desequilibrio con el fin de lograr una posterior sobrecompensación.
  • Volumen de carga: Parámetro cuantitativo: cantidad total de trabajo realizado, ya sea en una sesión o en una semana. Se debe diferenciar entre volumen total por grupo muscular, por ejercicio o por el volumen total de entrenamiento.
  • Intensidad: Parámetro cualitativo. Porcentaje de esfuerzo que supone una tarea o ejercicio respecto al máximo que seriamos capaces de emplear en la misma situación.
  • Tiempo de recuperación: Tiempo que empleamos de descanso (ya sea activo o pasivo) entre series para recuperar total o parcialmente nuestra condición física.
  • Tiempo bajo tensión: Parámetro cuantitativo. Tiempo que empleamos en completar una tarea o repetición con la carga destinada.
  • Fase concéntrica: También llamada positiva es aquella donde el músculo se acorta o concentra al contraerse. Se trata del tipo más común de contracción muscular, siendo la que va en contra de la resistencia.
  • Fase excéntrica: También conocida como fase negativa, es en la que el músculo se está alargando. Es la que va a favor de la resistencia.
  • Fase isométrica: Es la fase intermedia entre la parte excéntrica y concéntrica de un movimiento. Somete a los músculos a mantener la tensión sin que haya movimiento.
  • Repeticiones: Número de veces que se repite una misma acción consecutivamente.
  • Series: Conjunto de repeticiones. Un número determinado de series formará un ejercicio o tarea.

ejercicio

Hasta aquí una pequeña introducción de los temas que trataremos en los siguientes días.

Pronto continuaremos con las primeras entradas, por lo que, si estás interesado en seguir al tanto, no dudes en seguirnos en nuestras redes sociales, desde las cuales avisaremos cada vez que actualicemos nuestro blog.